Galería Mural

Todos de los murales fueron fotografiados por David SchwartzVisite la colección completa de los murales en el archivo digital de la biblioteca del colegio de Albright: F. Wilbur Gingrich Library.

El Encuentro

This slideshow requires JavaScript.

El Encuentro fue pintado en el Parque Luis Alfonso Velásquez de Managua por el artista Leonel Cerrato en el año 1980. El Parque Luis Alfonso Velásquez fue nombrado por un chico joven que fue matado por el régimen de Somoza. Luis solo tenía diez años al tiempo de su muerte. El mural muestra la reunión de los revolucionarios con sus familias después de la victoria de la revolución Sandinista en el año 1979, por eso el título del mural es El Encuentro. También, en el mural, hay un cartel con retratos de Augusto Sandino, líder revolucionario, y Carlos Fonseca, fundador del FSLN, partido político de la izquierdista. El mural fue destruido en 1990 por el gobierno del UNO. En la red, hay pocas fotos de este mural, y las fotos son en blanco y negro. Las diapositivas de David Schwartz tienen imágenes nítidas y fotos en color de este mural. 

El Sueño Supremo de Bolívar

This slideshow requires JavaScript.

Completado en 1983, El Sueño Supremo de Bolívar estaba localizado en la avenida Bolívar en Managua. Desafortunadamente, la mayoría del mural fue destruida el 25 de octubre de 1990, después de que los Sandinistas perdieron las elecciones, y la otra parte del mural fue destruida en 1991. El artista de este mural fue Víctor Canifrú, con la ayuda de Alejandra Acuña Moya, y los dos fueron exilios de Chile. El mural fue pintado doscientos años después de la muerte de Simón Bolívar, que era símbolo de la independencia de muchos países latinoamericanos. El mural tiene muchos segmentos, y no hay muchas fotos del mural, especialmente del mural entero. Los segmentos del mural muestran cómo los Estados Unidos, el imperio de España y el cristianismo eran usados como herramientas de opresión en países latinoamericanos como Nicaragua. 

Managua Airport Terminal

FSLN mural

Este mural, que fue pintado en marzo de 1980 en los suburbios de Managua y destruido en junio de 1990, fue firmado “Brigada Muralista Felicia Santizo Panamá S.P.C. Policía Sandinista III-80.” El mural muestra una multitud de militantes, muchos que son chicos jóvenes, con una variedad de armas, incluyendo piedras, cócteles Molotov, tirachinas, los puños elevados y una bandera del FSLN en el fondo. El mural en la terminal del aeropuerto fue destruido en junio 1990 (aproximadamente). La imagen muestra el poder de las mujeres y el espíritu y la intensidad de la revolución nicaragüense, con la representación de los niños, las mujeres y hombres con armas. No hay mucha información sobre este mural en la red, y no podía encontrar otra foto.

Paisaje con la Vida Campesina

This slideshow requires JavaScript.

Paisaje con la Vida Campesina estaba localizado al otro lado del Encuentro en el Parque Luis Alfonso Velásquez. El mural fue pintado por tres artistas diferentes, incluyendo Manuel Garcia, Hilda Vogle y Julie Aguirre en 1980 y fue destruido en 1990. Paisaje con la Vida Campesina fue pintado con colores radiantes y optimistas que refuerzan la esperanza para un futura mejor. El mural muestra detalles de la vida de los campesinos en el pueblo, pero esta imagen no refleja la realidad de la gente pobre en Nicaragua, especialmente durante una época de la revolución. También, el mural ofrece un contraste entre la vida del país y la vida de la ciudad. En el mural, hay muchas flores, animales, casas, niños jugando y evidencia de una vida colorida. También, hay banderas del FSLN que muestran que el pueblo apoya a los Sandinistas. En la calle del mural, hay demostraciones en favor de la campaña de alfabetización. Por ejemplo, tres hombres en el mural tienen un cartel que dice “Alfabetización es liberación.” Aunque esta vida colorida no es la vida verdadera de los campesinos, el mural es ejemplo del estilo de primitivismo y capta el espíritu de la gente. 

Los Niños Son El Jardín de la Revolución: Biblioteca Infantil

This slideshow requires JavaScript.

El mural Los Niños Son El Jardín de la Revolución, en la biblioteca infantil de Luis Alfonso Velásquez, tiene mucho que hacer con el movimiento de la alfabetización en Nicaragua. El mural fue completado en el año 1984 por los artistas norteamericanos en solidaridad con la gente de Nicaragua, y fue destruido en 1992. El mural tiene muchos colores e imágenes de niños, y hay bloques que dicen palabras como “esperanza,” “amistad,” alegría,” justicia,” “paz,” “unidad,” “amor,” sobriedad” y “dignidad.” Estos valores muestran la esperanza que tienen los nicaragüenses para un futura mejor. El mural enfatiza la diversidad y la conexión con el resto del mundo. Además, a la izquierda hay una mujer con el arma y dos niños que llevan una flor. Desde otra perspectiva, hay una imagen de Augusto Sandino con un bebé en los brazos.

Homenaje a la Mujer

3-4-51Diseñado por Alejandro Canales en colaboración con otras artistas, Homenaje a la mujer estaba localizado en Managua. El mural fue pintado durante una campaña de alfabetización en 1980 cuando la tasa de alfabetización aumentó de 53% a 88%Homenaje a la Mujer celebra el éxito de la campaña de alfabetización y el papel fundamental de las mujeres como enseñadores y brigadistas durante este proceso de transformación social. El mural muestra el papel de la nueva mujer en una sociedad revolucionaria y cómo las mujeres eran participantes en la lucha. También, las madres con los niños simbolizan la fertilidad y la habilidad de leer. Una de las mujeres en el mural tiene un libro con la cita: “Las masas hicieron la revolución.” 

Grafiti

3-4-154

Además de los murales, las calles durante la revolución fueron llenadas con vallas y grafiti. “Billboards, posters, graffiti, community noticeboards and the well-tended, ubiquitous gravestones, erected where revolutionary fighters had fallen during the war, attested to the widespread support that the revolution enjoyed and to the confidence with which the people expressed their joy, their hope and their revolutionary consciousness” (Ross, 1990, p. 116). Un ejemplo de grafiti dice: “EE. UU. arma a Honduras para agredir a Nicaragua.” Durante la revolución Sandinista, el grafiti funcionaba como una expresión de la voz popular.